La #Zenda necesaria

La #Zenda necesaria

Todavía no me explico como han podido mantener en el más absoluto de los secretos el proyecto #Zenda. Yo, que soy habitual de las redes sociales, de las antisociales y hasta de las poco habituales, me enteré el día 1 de abril. Quiero decir, me enteré como todo hijo de vecino de Twitter que tiene puestos semáforos de aviso cada vez que Don Arturo Pérez-Reverte envía un tuit. Y me enteré con el ya famoso y misterioso mensaje del maestro:

 

Y el caso es que ni siquiera este tuit se acerca a la media de los menos difundidos por los seguidores de Pérez-Reverte, (que ya se sabe que somos legión), y sin embargo este en particular explotó, reventó, eclosionó y fructificó. Algo así como la mecha encendida al acercarse a la pólvora, poco a poco pero de manera inexorable.

Andaba yo esos días en otras coordenadas literarias. Alejado de Pérez-Reverte por un tiempo para poder desengrasar y básicamente para poder justificar ante mi círculo cercano que no, que no estoy obsesionado con lo que escribe y dice. Y en esas andaba que ni corto ni perezoso él, y otros de la misma calaña que él, (sabe dios quién los cría y por qué ellos se juntan), se lían internet a la cabeza y nos presentan una página web, (hoy mismo), que hará las veces de terapeuta argentino ante tanta nadería que uno no para de encontrarse por la red.

No sé qué será exactamente #Zenda en un futuro. Sí sé lo que ya es, al menos para mí. Confirmo que en poco tiempo se convertirá en “La #Zenda necesaria” que los amantes de las letras recorreremos una y otra vez. Un oasis literario o “estafeta de afectos”, como bien ha definido otro de los gregarios o líderes de un pelotón de lujo que sin lugar a dudas es este proyecto, Don Antonio Lucas. Y me basta con entrar cada día, vulnerando así los parámetros de profesionalidad que mi jefe me supone para perderme caminando por una #Zenda de conocimiento y lucidez que siempre han proyectado los Javier Marías, Antonio Lucas, Pérez-Reverte, Almudena Grandes y otros tantos que no conozco y que sin embargó tendré el gusto de conocer en #Zenda.

Observo además que habrá tiempo para aburrirse, para no leerlo todo, para tirar de barra de desplazamiento y clic allí, y clic allá. Porque no todo será entretenido. Como dicen los que saben, cada libro tiene su lector, ergo, una revista literaria o encuentro de lectores y escritores tendrá sus preferidos, sus denostados, sus hinchas y sus rivales. Y esa sensación de mezcla de letras diversas, de no ser todo lineal y aceptable con títulos que no a todos gustan y recomendaciones que parecen hechas para cualquiera, a mí me llena.

Llevo un tiempo disfrutando más de los libros que fueron escritos hace 200 años que de cualquiera de los 75.000 que se editaron el pasado 2015 en España. Sí, soy consciente de que esta declaración es un atrevimiento absurdo. No puedo llegar a conocer los 75.000 títulos entre los cuáles seguro encontraría joyas necesarias que merecerían espacio en mi todavía débil biblioteca.  Pero es que tengo 41 años, me muero. Me quedan apenas 35 años de vida, (según el I.N.E. la esperanza media de vida para varones es de 75 años). No puedo leer cualquier bazofia ni gastarme el dinero en libros de autoayuda. De ahí que destaque el advenimiento de lo que será mi consejero bibliófilo particular: #Zenda. Un medio construido con sólidos cimientos de conocimiento hecho letra por los que objetivamente se pueden considerar los mayores y mejores literatos que ha parido este país tosco y recio hasta la náusea. Me agrada que se recomienden títulos de digestión apretada y otros dirigidos a estómagos menos avezados, a mí me reconforta y me da una nueva oportunidad de cara a dar una oportunidad a los títulos que se publican hoy, olvidando por un tiempo, (corto, eso sí), los que para mí son eternos.

Creo que sí, que se inicia una #Zenda necesaria.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s