Cultura. Un vicio caro

Cultura. Un vicio caro.

La semana pasada compré dos libros. No lo digo como anécdota porque en el último mes he comprado siete. No. No me he leído los siete ni pretendo hacerlo en un mes. Tampoco en dos. O sí. Yo que sé. No es el caso. El asunto es que a mi juicio leer es un vicio caro, no está al alcance de todos y no creo que toda la culpa sea del I.V.A. cultural.

Yo leo dos o tres libros al mismo tiempo. Siempre dos y ocasionalmente un tercero que no tiene hora prefijada en el día ni espacio alguno en mi agenda, pero está.

Los libros que leo (al mismo tiempo) tienen siempre diferente temática. Eso ayuda a no mezclar personajes, tramas y a disfrutar por entero de todo lo que uno lee. Además, como no me gusta encasillarme, leo durante el día sobre A y durante la noche sobre B. Quiero decir, el día y la luz poseen el más liviano, el más llevadero. Ensayos ligeros la mayoría de los casos de no más de 250 páginas. La noche y las sombras tienen el tiempo de las novelas, (casi siempre clásicos), y en definitiva lecturas con cuerpo; esas que requieren diccionario, mucha atención, soledad y silencio. El tercero en discordia suele ser un libro que llevo en la mochila y que leo o releo en tiempos muertos, zonas grises o esperas necesarias en colas administrativas de ayuntamientos, salas de espera de médicos, metro, autobús, etcétera.

Leer dos o tres libros al mismo tiempo requiere fondo de armario. Si a esto le unimos que no me gusta leer digital, me lleva a la obligatoriedad de tener espacio físico y bolsillo importante para cubrir mi vicio. Porque entre ustedes y yo, déjenme que les diga algo: leer es un vicio caro, necesario sí, pero caro.

Es verdad que hoy en día comprar un libro en tiendas de segunda mano es accesible, económicamente hablando. El único problema de las tiendas de segunda mano es que normalmente sólo hay un ejemplar del libro que buscas, que además suele ser una edición que no te interesa y en un estado que no merece ser ni siquiera valorado y ni mucho menos expuesto. Me pasa con estas tiendas que se aplica y consuma el dicho de: “Lo barato es caro”. No es la primera vez que me compro tres libros por cinco euros que posteriormente vuelvo a comprar nuevos porque uno se encuentra con hojas escritas, esquinas dobladas, lomos despegados, etcétera. Y al final, (como diría mi suegro), esperanza.

También están los mercadillos, las páginas de internet y algún etcétera más. Nada cambia, sólo el medio de venta, te arriesgas a comprar caca y por lo tanto a tirar el dinero.

Comentaba al principio que la semana pasada compré dos libros. Son estos:

Voces de Chernóbil

Nos vemos en esta vida o en la otra

Los dos libros por 28,00 euros. Cierto es que uno de ellos viene en formato bolsillo. Pero el otro viene con tapas duras, (formato en extinción). Entonces, ¿Por qué puedo comprar dos libros por 28,00 euros?

Veo en amazon el precio de otros libros de éxito, muy actuales:

  • Matilde Asensi y sus catones. 21,00 euros.
  • Alicia Giménez, (planeta 2015), 20,00 euros.
  • Daniel Sánchez Arévalo, (planeta 2015), 20,00 euros.

Nada o casi nada baja de 20,00 euros, ergo, mi compra fue un chollo.

Y en la mayoría de los casos se trata de libros encolados envueltos en tapas blandas de la peor calidad. Nada de tapa dura, lomo cosido, separador decente y alto gramaje de hoja…

Pero si mi compra no hubiera sido tal, (un chollo), la semana pasada me habría dejado 40,00 euros en dos libros. Con lo que llevo comprado durante el mes hubiesen sido 140,00 euros.

140,00 euros…joder…son muchos euros. Sé que no todo el mundo puede desembolsar ese dineral. Teniendo en cuenta la media salarial actual, que ser mileurista ahora es clase media-alta y que además de libros uno quiere tener móvil e internet la gracia, (en el mejor de los casos), se te puede poner en 150,00 o 200,00 euros al mes en consumo cultural.

Teorizando: ¡Vamos a consumir cultura!

Sí, estoy mezclando, pero es que es necesario. Vean este cuadro. Muy posible. Muy capaz de ser el escenario que cualquiera de nosotros querría para sí mismos:

  • Libro/mes: 20,00 euros
  • Cine/mes: 8,00 euros.
  • Teatro/mes: 12,00 euros.
  • Móvil: 20,00 euros.
  • Internet: 20,00 euros

80,00 euros al mes teniendo en cuenta que te conformas con un libro, una entrada de cine y una entrada de teatro. Considero estos gastos variables. El resto, (móvil e Internet), los considero fijos. Si a esos 80,00 euros les sumamos un par de libros más, un par de entradas al cine más y un par de entradas al teatro más, la cosa se pone así de dura:

  • 3 libros/mes: 60,00 euros.
  • 3 cine/mes: 24,00 euros.
  • 3 teatro/mes: 36,00 euros.
  • Móvil: 20,00 euros
  • Internet: 20,00 euros.

Aquí están.  160,00 euros. Si además te da por comprar ente cinco y siete libros al mes, (mi caso), apaga, cierra y a otra cosa.

¿Solución piratear?

Piratear está feo. Es robar. Estoy muy de acuerdo. Ahora bien, ¿Cómo se denomina a la acción de impedir el acceso a la cultura? Hablo de seres humanos porque interesa no separar a quienes tienen ingresos recurrentes motivados por su trabajo y a quienes no, (un 20% de la población activa de este país que se encuentra en el paro por ejemplo). Está claro que hay bibliotecas, acceso gratuito a Internet y demás. Pero si ofrecemos esta solución a quienes no pueden gastarse entre 80,00 y 160,00 euros al mes en cultura, entonces, ¿Qué estamos haciendo? Estamos discriminando.

Libros y fútbol

No sé lo que cobra un escritor de éxito en este país. Mucho imagino.

Existen en España unos 800.000 futbolistas federados. No todos cobran millones de euros al año. ¿Cuántos serán? Lo desconozco pero diría que no debe ser más del 0,05% de ese total. ¿Es justo que cobren esos millones de euros por pegar patadas a un balón? No lo parece. ¿Cómo repercute en el precio de la entrada el salario que cobra un jugador? ¿Cuánto cuesta mantener la maquinaria empresarial de un equipo de fútbol que paga millones de euros a un tipo que corre por el campo?

Márgenes

Comparación perversa y sencilla:

¿Es justo que un escritor cobre millones (o cientos de miles) de euros por escribir una novela? ¿Qué supone para el P.V.P. de un libro que ese escritor cobre lo que cobra? ¿Por qué una novela escrita por mí y autoeditada puede tener un P.V.P. de 12,00 euros y ser rentable y una de Matilde Asensi 15,00 euros y no serlo? ¿Es así? ¿Quienes son los intermediarios a los que hay que alimentar con un P.V.P. por novela de 20,00 euros?

Recuerdo un caso curioso que tuvo lugar hace algunos años. Alaska denunció el precio abusivo de los CD’s, (“un CD cuesta ponerlo en la calle 3,00 euros y se vende a 24,00 euros”), afirmaba la cantante mejicana. Esto le costó un boicot de la industria que supuso la retirada de sus obras de las estanterías. ¿Por qué? ¿Qué se esconde tras la afirmación de Alaska?

Conclusión

Creo, (es una opinión nada científica), que con los libros pasa lo mismo. Los márgenes son brutales. Muchos estómagos que alimentar y poco sentido ético al respecto. Se nos pide desde las mentes más intelectuales de este país que leamos. Que no pirateemos. Que compremos. Que gastemos y que de esa forma seremos personas de bien. Críticos con nuestros semejantes y lúcidos con nuestro voto.

Me encantaría que así fuera. Pero dudo mucho que mi vecino o mi amigo pueda comprase siete libros al mes. ¿He dicho siete? Pongan dos y la afirmación tendrá la misma validez.

Anuncios

2 Comments

  1. Hola, tienes parte de razón, pero yo no diría que la cultura (ni los libros) son caros con tanta rotundidad.
    Como tú enumeras, hay muchas opciones: bolsillo, segunda mano, bibliotecas, y no olvides que Amazon, por ejemplo, también vende libros en papel a un precio muy justo (al menos los míos y los de la mayoría de autores independientes).
    Los libros no son más caros que cualquiera de las actividades que comentas, si tienes en cuenta todo lo que te aportan.
    Y los escritores, por muy famosos que sean, seguro que ganan mucho menos que los futbolistas. Un libro no se escribe en un par de horas (lo que dura un partido de futbol), requiere mucho tiempo, años con una dedicación de 24 horas diarias, porque mientras escribes un libro vives para él hasta cuando duermes. ¿Cómo se valora eso económicamente? Y si tenemos en cuanto los años, a lo mejor toda una vida sin ver tu trabajo reconocido, ni te cuento…

    Me gusta

    1. Buenas Lola:

      Muchas gracias por dejar tu comentario. Ciertamente, todo tiene matices. Pretendo generar polémica y recibir aportaciones tan interesantes como la tuya. Espero que sigamos generando polémica al respecto y sobre todo, nuevas opiniones y mismas ganas de leer.

      Gracias!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s